María J. Marco “La duda de una verdad”

Sala IberCaja

            Tema, proceso y tratamiento del lenguaje son aspectos intrínsecos a la obra de arte. Los tres facilitan una aproximación a ésta, así como una significación complementaria que contribuye a perfilar aquello que denominamos objeto artístico.

            Desde el análisis temático, la muestra de María José Marco, en la Sala de Exposiciones de IberCaja, tiene su inspiración en las formas y estructuras de vida de la naturaleza. Toma de lo vegetal la creación sistemática de la vida, la perfección casi simétrica, el orden frente a la apariencia de lo salvaje-natural. El proceso artístico es un elaborado estudio de los materiales y sus posibilidades visuales que opta por aquellos que proporcionan calidades fotográficas a la unidad artística.

            En tercer y  último lugar: el tratamiento del lenguaje. Marco recurre a la composición de los elementos buscados, que junto a la combinación del efecto de revelación o descubrimiento de las técnicas plásticas utilizadas construye su personal espacio natural. En la obra de Marco destaca un patente sentido explorador en una dimensión formal y revelador en un sentido metafísico. Existe una verdad en la naturaleza más allá de su racionalidad. Marco deja ver el misterio que no es racional y fuera de lo humano. La pintora abre una rendija que intuye una incógnita: la de la vida.

            La muestra de Marco es una obra sutil, suave y de ambigüedad de formas. Su decisiva apertura contrasta, sin embargo, con la timidez de ese descubrimiento que produce la duda de estar ante una verdad.

 

Carmen Prats Ródenas.