María José Marco: “Espacio residual”

            Ha cambiado sustancialmente la manera de hacer de esta artista. Ahora se centra en lo botánico, en hojas y ramas, frutos o mondaduras de naranja, y en donde comienza con la impresión fotográfica en el lienzo para posteriormente incluir sus ya conocidas técnicas de resinas transparentes. Es, en parte, una interpretación abstracta del bodegón. No en balde la propia artista considera que en su obra se aprecian aspectos relacionados con la sociedad de consumo, la elevada producción de residuos y su posible acción contaminadora.

            La verdad es que esta evolución en su obra ya se veía en los cuadros anteriores, pero creo que ahora es cuando ya nos encontramos ante su madurez artística. Es capaz de decir más, con menos, de contactar visualmente con el espectador y a la vez que ironiza o critica, toma postura por la belleza estética. La poesía que acompaña a estas obras se traduce también en el texto que dirige sus actuaciones en el lienzo. Hay un sentido y unos resultado muy positivos.