La estética de lo residual

            Mª José Marco expone en Galería Punto su última obra, en la que recicla las sobras de cada sobremesa en singular y original belleza.

            Pintura y materia orgánica se conjugan en la visión personal que María José Marco plasma en sus lienzos. La vida cotidiana, su pasión por la cocina y su privada mirada sobre los restos que dejan los comensales tras una buena comida, extrajo de su interior la temática por la que transita su obra. Hace 17 años sus lienzos se expusieron por primera vez en la Casa de Cultura de L’Eliana, desde entones sus formas se han asentado, han adquirido confianza y la recompensa de sus admiradores.

            La sociedad de consumo, la elevada producción de residuos y su posible acción contaminadora son los pensamientos que la atrapan hasta que acaban reflejados en sus lienzos. Es su personal aportación, una manera de devolver la belleza a lo que fue y no será, e incluso una manera de protestar frente al abuso de una sociedad contaminada por lo material respondiendo con más belleza.

            Mª José Marco esta presente de nuevo en la Galería Punto, con su exposición Espacio residual, en ella recrea su estilo ya evolucionado, y donde se siente cómoda, segura y capaz de caminar por nuevas expresiones. “Aunque los artistas somos conservadores y cuando encontramos un camino lo explotamos al máximo, también el dominar una técnica te permite entrar en una etapa de madurez.”

            Empezó probando materiales más contaminantes, como el poliéster y la fibra de vidrio, más tarde la maternidad le alejó de ellos y buceó por materiales más dóciles que le permitieron seguir creando.

            Confiesa que el proceso creativo es la piedra angular. “Es lo más divertido, lo que más te llena y también lo más doloroso y duro, sobre todo cuando se resiste.” La maternidad hace tres años le potenció la genialidad. “Quizá crear vida tenga algo que ver, de hecho fue una época en la que las ideas fluían y gran parte de lo que surgió me sirve hoy en día.” Como mujer no ve más dificultades para abrirse camino en esta profesión. “Es difícil y hay que trabajar mucho,  pero al final el fruto compensa.” Mª José Marco expresa así su visión de lo residual que se puede ver en Galería Punto.

 

María Costa.