Mª José Marco: Pintura singular

            Su exposición en la galería “Natural & Compañía” sorprendió a la critica, tanto por el dominio de una técnica mixta pero de suave textura, como por el tema en el que se había centrado: sendas, calles y carreteras, cuyos lindes, bordillos y arcenes adquirían su atención, se convertían en motivo plástico. Tres años, en los que trabajó diariamente había dedicado a la muestra. (La anterior fue en Galería 27).

            Y ahora, María José Marco en el esplendido ambiente de Casa Capellà Pallarés, exhibe el micromundo vegetal que nace en aquellos lindes, bordillos y arcenes, con una sabia dosificación de oleos y collages.

            -¿Fue un hallazgo?

            - Fue el descubrimiento de que la naturaleza lucha por sobrevivir a pesar de las piedras y el asfalto; se rebela, emerge por la más estrecha de las grietas.

            -¿No ha sido larga la ausencia?

            -Quería conseguir una obra personal, que fuera consecuente con mi forma de pintar y de sentir. Sé que los artistas tienen que exponer, porque de lo contrario se les olvida, pero es primero la obligación responsable de intentar superarse –sonríe- ¡he pintado y rechazado mucho!

            Aunque sea un brote de jaramillo, unas hierbas tronchadas o la más humilde floración silvestre María José Marco es constante a sus manchas verdes evocadoras, a sus difuminados, a una atmósfera de soledad con hora imprecisa.

            Ante el comentario, afirma:

            -Huyo de las sombras. Solo pretendo comunicar reflexión y sensación. Busco la huella del hombre, pero no su presencia; y en cuanto a la naturaleza, es preciso, tengo el estudio en L’Eliana.

            -¿Cuesta vivir de la pintura, cuándo no se hacen concesiones?

            -Ahora, ya no; al principio si me costó.

            -¿Te defendiste?

            - Haciendo dibujos para estampación de textiles y abanicos de diseño; de hecho algunos abanicos se hallan en la librería de IVAM.

            -¿Tienta la abstracción?

            - No; tienta la síntesis, la esencia, la serenidad de algún momento que quisieras atrapar con el color y la forma.

            María José Marco, nombre en pintura, para no olvidar.

 

Mª Ángeles Arazo.